Buscar
  • Investus Capital Partners

Comprar o rentar casa: El eterno debate solucionado



Se escucha en sobremesas familiares, Foros inmobiliarios o pláticas entre amigos. Cada lado tiene sus aguerridos defensores, pero el debate sigue: ¿Cuando se trata de la casa, es mejor comprar o rentar?


Escucha nuestro podcast completo de este tema: https://open.spotify.com/episode/3kyn4oRh0UQElK0aYxaBjx?si=1357e2bc0ddd48a3


Hay muchas vertientes y factores que pueden llevar a una persona a tomar cualquiera de las decisiones; El flujo financiero, el monto requerido de enganche, los planes a futuro, la incertidumbre económica y/o política, etc. También existen los factores psicológicos y emocionales, la seguridad que brinda el poseer una casa propia contra la presión de tener que endeudarse por 20 o más años para pagarla.


Dentro de los muchos otros factores que pudieran incidir en la decisión, está también el costo de poseer una propiedad, tanto a corto como a largo plazo; depende de la zona donde se compre estos pueden variar. También influye el mercado donde se adquiera o se rente; mucha gente compra cuando hay oportunidades de que la propiedad incremente su valor en el futuro más allá de lo que costaría tenerla y de esa forma abate el ahorro financiero de rentar, incluso teniendo una utilidad en el mediano plazo.

Comprar también tiene la ventaja de que, si en el futuro se requiere pedir un préstamo, la casa puede servir como garantía del mismo, aunque sobra decir cuáles son los riesgos de ello.


Por ello, decidimos hacer una lista concisa con algunas recomendaciones sobre los pros y los contras de ambas posturas para que cada quien solucione su debate personalmente.


Xavier Iturbide:


Comprar – Pros:

1. Se adquiere un activo que puede servir como seguro para la vejez, al tener un valor que normalmente se incrementa junto a la inflación, o más.

2. Da tranquilidad emocional sabiendo que, si se pagan las hipotecas siempre o se liquida el valor del inmueble, siempre habrá un hogar.

3. Pueden hacerse mejoras al inmueble sin miedo a perder la inversión como en una casa de renta.

4. Puede construirse o adaptarse al gusto del usuario.

5. Se puede financiar hasta el 90% del valor del inmueble. O incluso con programas gubernamentales, el 100%.


Comprar - Contras

1. El capital necesario para comprar una casa se “entierra” y no produce rendimientos financieros.

2. El costo financiero de la hipoteca tradicional de 15 años o más puede llegar a ser hasta tres veces el valor real del inmueble.

3. El costo de mantenimiento de una propiedad puede llegar a ser muy alto para mantenerla en excelente estado.

4. Existe el riesgo de que la zona cambie de usos de suelo y pierda valor el inmueble.


Rentar – Pros

1. Se paga únicamente la renta mensual, sin “amarrar” capital en enganches o compra total, el cual puede generar intereses financieros o utilizarse como inversión que de rendimientos.

2. Hay flexibilidad de cambiar de residencia si las circunstancias de vida cambian (cambio de trabajo, escuela, ingresos, etc.) sin tener una inversión parada o un costo fijo.

3. El costo de la renta, que es de un promedio de 4 - 5% anual*, es menos de la mitad de un crédito hipotecario, lo cual permite un menor gasto mensual de vida dedicado a vivienda. Esto produce un saldo financiero que se puede usar para gastos adicionales o inversiones.

4. Permite una mayor movilidad de capital en caso de que se presenten oportunidades de inversión interesantes, o emergencias, al no tener un capital fijo invertido en tierra.


Rentar – Contras

1. Si no se tiene disciplina financiera, no invertir en un activo inmobiliario y gastar todo el flujo es riesgoso no pues se puede no tener capital para tiempos complicados.

2. La vivienda se debe adaptar a lo disponible en el mercado sin poderse personalizar.

3. Para ciertas personas, la incertidumbre de no poseer su propia casa puede generar ansiedad.

4. Para algunas personas, el riesgo de quedarse sin flujo en la vejez para rentar de acuerdo a su estilo de vida y posibilidades.

Como vemos, cada circunstancia tiene sus ventajas y desventajas. Lo mejor que se puede hacer es hacer un examen de consciencia e identificar qué tipo de persona somos, cual es nuestra circunstancia financiera actual y que planes tenemos para el futuro, para poder así tomar la mejor decisión respecto a nuestra vivienda.


Sebastián Santoscoy:


Factores a considerar para tomar una decisión si comprar o rentar tu casa:

1.- Etapa de la vida en la que te encuentras. Al momento de tomar una decisión debes de analizar tu estado familiar, esta decisión puede cambiar si eres soltero, casado o con hijos.

2.- Situación Financiera. Es sumamente importante que analices tu estado financiero para que no se te atoren los pagos de tu vivienda.

3.- Planes a futuro. Debes analizar los gastos fuertes que se pueden venir en un futuro próximo. Por ejemplo si estás iniciando un negocio o si estas planeando tener hijos.

4.-Propiedades actuales. Tu decisión puede variar si ya cuentas con propiedades que te den un rendimiento fijo y te de seguridad en flujo de efectivo.


Factores externos a considerar antes de comprar o rentar tu casa:

1.- La colonia donde quiero comprar. Mi recomendación es, si vas a comprar una casa, piensa en el futuro y elige una propiedad que se pueda transformar en un desarrollo inmobiliario.

2.- Condiciones de crédito. Ten bien claro tu historial crediticio para acceder a mejores financiamientos.


¿Tienes dudas, sugerencias o comentarios? Escríbenos a s@investusre.com


25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo